Gatos gordos: Cómo evitar que el gatito engorde

Gatos gordos: Cómo evitar que el gatito engorde

Más que controlar el peso total del gato, se trata de controlar el peso que gana: desde el destete hasta el sexto mes, el gato debería ganar alrededor de 100 g por semana. Un gato macho de cuatro meses pesará 950-1K00 g. Con seis meses debería pesar 1600-2700 g, con nueve meses 2000-3600 g y con un año entre 2300 y -1000 g. Las hembras pesan algo menos.

dibujo gato flaco y gato gordo

Problemas de peso: nuestro gato es muy tragón, ¿Cuál es la comida adecuada para gatos obesos?

Seguro que la mejor manera de recuperar la figura de tu gato es reducir su ración de comida, pero no cuentes con su apoyo. No será nada comprensivo con la idea de ver su recipiente medio vacío y se hará oír hasta que desistas de tu empeño. Sería preferible ofrecerle la misma cantidad de comida pero con menos calorías. De la comida normal se pondrá un 60% en el recipiente y el resto serán hidratos de carbono bajos en calorías, como por ejemplo arroz. Si el gato también lo rechaza, empieza con una mezcla al 9:1 de comida normal y fibra e incrementa el porcentaje de hidratos de carbono a lo largo de las siguientes semanas. Juega con el gato antes de las comidas: si está muy cansado comerá menos. Y, en cualquier caso, consulta con el veterinario antes de poner al gato a dieta. Te explicará a qué debes prestar atención y te podrá recomendar piensos bajos en calorías para que la dieta resulte más fácil de llevar.

¿Debe establecerse un día de ayuno para los gatos gordos?

Aunque los gatos tienen menos tendencia a engordar que los perros, también hay casos de “pequeñas focas” que deberían recuperar la línea. Al parecer, un día de ayuno para los perros es beneficioso y recomendable, en cambio para los gatos esta dieta es inapropiada y perjudicial.

Incluso el método de comer la mitad es complicado con un gato, que se pasará el día protestando por la reducción de comida. Más éxito tendrán las raciones reducidas de comida mezcladas con libra vegetal como verdura o arroz y, de esta manera. ir mezclando hasta llegar a la cantidad deseada.

Poner a dieta La dieta protege de enfermedades del metabolismo y de danos en los órganos. Para descartar una alimentación deficiente, la dieta debe ser dictaminada por el veterinario. Dado que la comida de dieta comprende, la mayor parte de las veces, una reducción de las grasas, muchos gatos no aceptan un cambio repentino de su dieta. Mezcla la comida habitual de tu gato con la de dieta en una relación 2:1 y aumenta el porcentaje de comida de dieta en un 10% cada vez. La comida de dieta la puedes comprar en el veterinario y en las tiendas de animales

Deja un comentario