Alimentos prohibidos para gatos

Alimentos prohibidos para gatos

A continuación un listado de los principales alimentos tóxicos para gatos, de todas formas se recomienda consultar antes al veterinario en caso de añadir cualquier ingrediente o comida a su dieta.

alimentos toxicos para gatos

Alimentos que NO DEBES darle a un gato

· Carne cruda: ¿por qué no hay que dar a los gatos carne de cerdo cruda?

La carne de cerdo cruda puede hacer que el gato se infecte con la enfermedad de Auieszky. Esta enfermedad vírica es letal. Los animales infectados mueren tras un periodo de incubación de dos a ocho días, a veces incluso en el plazo de doce horas. Dado que la enfermedad de Aujcsky se parece a la rabia, se denomina también falsa rabia (pseudorrabia). Los gatos también pueden entrar en contacto con la enfermedad a través de despojos de carne y por ratones y ratas infectados con el virus. Los que más riesgos corren son, en primer lugar, los gatos de caserío.

En teoría existe una vacuna, pero no se suele administrar, ya que los riesgos de contraer la enfermedad quedan totalmente descartados si no se da carne cruda de cerdo a los animales. Un ser humano también puede infectarse por el consumo de carne infectada, pero los síntomas que muestra son muy leves.

· Huesos: lesiones por astillas en estómago e intestino; clara de huevo cruda: destruye la vitamina biolina; carne de cerdo cruda: riesgo de infección por la enfermedad de Aujeszky; chocolate: venenoso.

· Leche: ¿por qué la leche no es una bebida adecuada para gatos?

Aunque es muy rica en vitaminas y minerales, la leche de vaca fresca o cocida no es una bebida adecuada para gatos. Muchos animales adultos no digieren bien la lactosa porque les provoca diarrea.

En cambio, se les puede ofrecer sin dudar productos lácteos con poca lactosa como y el yogur. La necesidad de líquido debe cubrirla con agua potable. De vez en cuando se permite un poco de leche condensaría licuada. 

Dulces: ¿es verdad que el dulce es perjudicial para los gatos? ¿Qué pasa si los gatos comen chocolate?

Con las papilas gustativas de la punta y de la base de la lengua, el gato diferencia distintos tipos de sabores; mejor los ácidos, pero también los ingredientes amargos y salados.

Para el dulce le falta la sensibilidad. Lamer un poquito de a de la copa de helado no hace daño. Pero por lo demás, los dulces son desaconsejables para los gatos.

La mayoría de los gatos no muestran ningún interés por los dulces. Pero hay también otros que prueban bizcochos, tartas o bollos. Ni siquiera el placer de lo prohibido puede ser excusa para que el gato coma dulce, especialmente el chocolate: contiene una sustancia que el organismo del gato no puede procesar y que lleva a la intoxicación. Lo mismo que con el dulce ocurre con el alcohol: incluso una pequeña cantidad de alcohol es perjudicial para el gato.

Deja un comentario