Gato Siamés. El felino inteligente, juguetón y activo

Características del gato siames

  • Nombre: Siamés
  • Origen: Tailandia
  • Tamaño: mediano
  • Peso: 3-5 kg
  • Pelo: corto
  • Esperanza de Vida: 10-15 años
  • Precio: 300 euros aprox

El gato siamés se caracteriza por su alta inteligencia y por su carácter activo curioso y juguetón. Se trata de un gato de tamaño mediano y muy hablador.

Le gusta comunicarse a base de maullidos con los que expresan a menudo su peculiar visión de la vida y nos hacen partícipes de sus preferencias y juegos.​

Existen dos tipos de gatos siameses, son dos razas diferentes que a menudo se confunden y que guardan características similares como el color característico del gatito siamés.

El más antiguo o ancestral, llamado también THAI, tiene formas redondeadas mientras que el siamés moderno es mucho más elegante, estilizado musculoso

El siamés es conocido por ser el legendario gato del templo del rey de Siam. Los gatos no sólo fueron valorados por el rey por su exquisita belleza, sino que también fueron utilizados como gatos de guardia. El gato siamés se colocaba en las columnas que hay junto al trono del rey. Si alguien amenazaba al rey, los gatos podrían saltar desde los pilares para defenderle y arañar a cualquier persona que amenazara al rey Siam.

Su nombre realmente evoca al antiguo Reino de Siam, que actualmente es reconocido con el nombre del país de Tailandia. En esencia no se sabe de qué siglo exacto es originario este tipo de gato, aunque sí está claro que ya en el siglo XIV se les consideraba parte de la familia real. Al igual que el gato persa, este es un tipo de felino aristocrático, relacionado con las mejores familias y los sacerdotes más espirituales de la época.

En cierto momento de la historia, llegaron a ser catalogados como sagrados, tanto así que cuando una persona distinguida fallecía, un gato siamés era colocado encima de su cuerpo para que de ese modo su cuerpo recibiera el espíritu mismo de dicha persona.

Después de este ritual, el gato pasaba a ser visto como un guardián espiritual que dejaba el fallecido, razón por la cual se les daba libertad para que se pasearan por los templos y monasterios del Reino de Siam. Su importancia dentro de la cultura misma de este reino era tan extrema que si alguien se atrevía a robar un gato de alguno de los templos o las altas cortes, era prácticamente condenado a muerte.

Origen e historia del siamés​

Se sabe que a mediados del siglo XIX, dos gatos siameses fueron introducidos por primera vez en Inglaterra, siendo exhibidos al público en el Crystal Palace de Londres. Mientras tanto, en el año de 1884, un primer gato de esta clase llega a Estados Unidos como un regalo por parte de la embajada de Bangkok.

Pero fue a partir de la década de 1950 que los criadores de gatos empezaron a difundir esta raza, mientras a la vez se hacían ciertas mezclas que fueron cambiando su genética, dándole nuevas formas a su aspecto, permitiendo que su nariz se alargara y dejando de lado buena parte de la genética ancestral que tanto lo caracterizó en el Reino de Siam.

Diferencia entre Siamés Thai y Siamés moderno

Sin embargo, para el año del 2001, se creó una campaña con el fin de recuperar dicha genética ancestral, para lo cual se importaron siameses tailandeses con la esperanza de volver a recuperar su anatomía histórica. De ahí que en el momento exista una gran diferencia entre el gato siamés blanco tradicional y el gato siamés thai.

Los siameses han sido representados en varias películas infantiles, nos divirtieron con su música y su alegría desbordante en “Los Aristogatos” y también dejaron su huella inolvidable en la película de “La Dama y el Vagabundo”

Hoy en día es una de las razas de gatos más populares registrados por la asociación de criadores del gato.

El siamés es reconocido por todas las asociaciones de gatos. La Asociación Internacional del gato también reconoce el tailandés, que se describe como la forma original del gato nativo de Tailandia. En Tailandia, los gatos se llaman Wichienmaat.

Características de los siameses

SIAMES THAI

Cuando se habla del gato siamés tailandés, la primera imagen más reconocida en el mundo sobre esta raza, es la de un tipo de gato de cabeza de pelaje marrón oscuro, el cual contrasta con un cuerpo casi blanco y una cola en la que se retoma el color marrón.

Y es que de hecho, todas la variaciones genéticas que existen en torno a este tipo de raza, es decir, la referente a los siamés red point o el siamés blanco, no son más que una pérdida de la tonificación de lo que es en realidad el gato siamés tradicional.

Lo que cambia entre una y otra clase es la intensidad de los colores, el rostro, el tronco del cuerpo y la cola, ya que en esencia su figura anatómica y su armonía craneal se conserva casi intacta: las variaciones solo son notables con la recuperación del gato tailandés que se efectuó durante la década del año 2000.

cuidado de los gatitos siameses

En un resumen de las características del gato siamés, se puede observar que:

  • Su peso suele tener un máximo de 3 kilogramos
  • Su altura sueles ser de 30 centímetros
  • Su cola es bastante larga, provista de una ondulación en forma de látigo.
  • Esta cola es rematada en una pequeña curva.
  • Su cabeza mientras tanto es alargada, con una anatomía triangular.
  • Sus orejas por otro lado, se mantienen hacia arriba, formando un triángulo bastante icónico y perfecto.
  • Precisamente es importante decir aquí que en relación a sus orejas y su nariz, la cabeza de este tipo de gato forma lo que se denomina como un “triángulo perfecto”, lo que da mayor realce a su elegancia.
  • Los hombros del gato siamés tienden a dar una sensación fuerte y musculosa, pese a que realmente su estructura ósea es poco contundente.
  • Curiosamente, sus patas delanteras son un tanto más alargadas que sus anteriores, razón por la cual sus movimientos son un tanto más refinados.

El cuello del gato siamés tailandés suele ser bastante largo, haciéndose notar frente a todo su anatomía. Ya en lo relativo a su pelo, este suele ser bastante corto, aunque no por ello fino y liso. Otro aspecto bastante reconocible de esta raza es que las tonalidades oscuras se intensifican en todos los extremos de sus patas y el hocico. Es como si la Madre Naturaleza decidiera realizar una estocada final a su belleza, rematando singularmente sus extremidades con una tonalidad intensa y protagónica.

Y ya en lo relativo a sus ojos, tal como ya se dijo, tanto en el gato siamés tabby point como en el gato siamés pelo largo, existe la coincidencia de que estos tienden a ser de un color azul suave o intenso, en medio del cual aparece la línea del rasguño de un iris oscuro, lo que le otorga así una mirada penetrante y persuasiva.

SIAMES MODERNO

El siamés moderno es un gato elegante, con un cuello largo así como sus patas y su cola. La raza es de tamaño mediano pero musculoso. La belleza del gato siamés se debe al aspecto del cuerpo delgado, los ojos azules y el contraste entre el color en el cuerpo y el color más oscuro de las extremidades

Una verdadera belleza con ojos azules almendrados y de color azul brillante.

Se trata de un gato de pelo corto por lo que no va a requerir excesivos cuidados.

Colores : Chocolate, sello, lila, azul, rojo, crema, beige, canela

Carácter y comportamiento del gatito siamés

Adaptabilidad

Nivel de energía

Caída del pelo

Nivel de afectividad

Aseo

Necesidades sociales

Amigable con niños

Salud

Amigable con extraños

Amigable con perros

Inteligencia

Las variaciones genéticas de los gatos siameses, no han modificado para nada la naturaleza misma de su comportamiento y su carácter. Es decir, desde el siamés red point y el siamés tabby point, pasando por el gato siamés blanco y el gato siamés de pelo largo, todos ellos hacen parte de una familia de gatos donde su carácter es realmente fuerte, lleno de un gran carisma y bastante amoroso.

Si nos ponemos a fantasear….¿Y si conservan su herencia genética como portadores del espíritu de grandes reyes? Eso justificaría su carácter fuerte y dominante que les lleva a exigir atención y sentirse los reyes del hogar.

Se considera un tipo de gato bastante fiel, aunque a veces resulta ser demasiado nervioso, convirtiéndose en impaciente para así ganarse la atención de sus amos. Se vuelven tan insistentes por ser el blanco de atención de sus deseos que recurren mucho a la teatralidad.

En cierto sentido el siamés blanco también suele ser muy celoso y exigente con sus propios amos, llegando al punto de tener un comportamiento problemático. Es decir, se trata de un animal de naturaleza independiente, que a pesar del gran cariño que inspira, se ve en la necesidad de comandar toda relación.

Los siameses son muy curiosos además de inteligentes. No te dejes engañar por su aspecto tranquilo porque es un verdadero terremoto. Cuando no hay nadie en casa, puede hacer alguna que otra trastada: abrir los grifos o los armarios y buscar nuevos escondites.

El siamés es un gato listo, ágil, atlético, al que le encanta jugar. Hay que mantener su cerebro activo y ocupado con juguetes rompecabezas. Dejarle sin ningún tipo de entretenimiento puede provocar cualquier desastre ya que se dedicará a curiosear y es muy posible que rompa cualquier cosa

Es un gato apropiado para personas que están dispuestas a pasar tiempo en casa e interactuar con ellos porque son muy exigentes en la atención y no serán felices sin ella. Sin embargo, en la casa adecuada se comportará bien. Es un animal leal y cariñoso y bastante divertido

Es un gato apasionado, disfruta de su familia y se involucra en todas las actividades del hogar.

Es el tipo de gato que gustosamente estará dispuesto a salir a la calle con correa como si fuera un perro o jugar a la pelota con el mismo entusiasmo.

Capaz de comunicarse contigo y hacerte entender lo que quiere, expresará su opinión sobre la limpieza del arenero la falta de mimos o tal vez su comida… es un gato expresivo y locuaz.

¿Algo más sobre la personalidad de un siamés que debería saber?

Los gatos siameses son grandes conversadores, amantes de la diversión, aventureros, alegres, elegantes y, sólo muy de vez en cuando, un poco torpes también.

¿Me he perdido algo?

¡Por supuesto! Como todos los gatos, ellos disfrutan durmiendo al sol ...

Otros Datos interesantes

  • Es un felino muy longevo: puede vivir hasta los 20 años
  • El siamés es muy bueno para aprender trucos

Cuidados del gato Siamés

Se trata de una raza que hay que saber tratar, por lo que es importante educarla a través de la actividad física para así calmar sus instintos y concederles la mejor calma posible. Si aprendes a educar tu gato siamés desde muy pequeño a largo plazo no tendrás problemas con sus caprichos y su temperamento.

Así que dentro de los cuidados que debes tener en cuenta se tiene:

  • Es prudente cepillar su pelaje al menos dos veces por semana.
  • Proporcionarle una dieta balanceada, donde el concentrado pueda mezclarse con pequeñas raciones de aceite vegetal para así darle mayor vitalidad a su pelo.
  • Brindarle juegos y actividades en los cuales puedan liberarse del estrés y el sedentarismo.
  • Mantener en aseo constante la casa para evitar que el pelo que ellos mismos liberan sea motivo de enfermedades respiratorias.
  • Estar pendiente cuando estornuda más de lo común, ya que estas secreciones nasales pueden afectar su estado de ánimo.

Tanto el gato siamés tradicional como el gato siamés tailandés, coinciden en que cuando tienen un tipo de problema como una infección respiratoria, el apetito del animal disminuye como causa de la pérdida del olfato. Por lo que es necesario recurrir a la ayuda de un veterinario

cuidado de los gatitos siameses

¿Es el siamés la raza adecuada para mí?

Necesita un mantenimiento moderado. Se recomienda cepillarle una vez a la semana para mantener su pelaje en buenas condiciones. De esta forma estimulas su circulación y eliminas los desechos y el pelo suelto. La caída de pelo también es moderada: poniendo a su disposición una nutrición adecuada y un cepillado de vez en cuando no tendrás mucho problema

Generalmente saludable. No tiene el mayor número de enfermedades y condiciones que los otros gatos conocidos. Lo mejor para los propietarios que no quieren preocuparse por costes veterinarios extra a largo plazo

Vocalización frecuente: Se sabe que es muy vocal. En ocasiones algunas personas se quejan de maullidos excesivos por las noches

Búsqueda de atención: Esta raza necesita mucha atención. Mínimo una hora cada día. Unos 10-15 minutos jugando con ellos varias veces al día. El ejercicio diario le ayudará a mantener su peso corporal y mantener sus músculos tonificados y fuertes.

Bueno con Otros: Por lo general es bueno con los adultos, los niños (6+), y la tercera edad y pueden ser muy cariñosos con ellos.

Por todo esto, si piensas adoptar un gato siamés, ya sea un siamés tabby point o un siamés tailandés, ten en cuenta primero que tendrás que ser una persona muy atenta con su presencia, que va a convertirse en una prioridad en tu vida, lo mismo que sus maullidos y su necesidad de hacerse notar.

Salud

Los dos gatos de raza y gatos de raza mixta tienen diferentes incidencias de problemas de salud que pueden ser de naturaleza genética. Los problemas que pueden afectar a los siameses son los siguientes:

  • Amiloidosis , una enfermedad que se produce cuando un tipo de proteína llamada amiloide se deposita en los órganos del cuerpo, principalmente en el hígado siamés
  • El asma / enfermedad bronquial
  • Congénitas del corazón defectos tales como la estenosis aórtica

Otras de las enfermedades que afronta este animal son:

  • Sufre de problemas cardiovasculares, lo cual puede ser notable si su conducta suele ser muy decaída o tiene problemas para respirar.
  • Cuando se acerca a su vejez, a diferencia de la belleza atlética que suelen representar los gatos siameses bebes o el gato siamés blanco a lo largo de su vida, su cuerpo adquiere bastante masa muscular, volviéndose demasiado gordos, al mismo tiempo que su color se oscurece.
  • Este es un factor que se produce debido a la mala circulación de su sangre.
  • Hereditariamente, el gato siamés es propenso a sufrir problemas como el estrabismo, sordera o formación de cálculos renales.
  • También suele presentar problemas de desordenes de conducta debido a la misma ansiedad y nerviosismo que les supone la falta de una actividad física estimulante.
  • Congénitas del corazón defectos tales como la estenosis aórtica

Precio de un gato siamés

Esta raza es más económica si se la compara con otras como el gato siberiano o el Maine Coon. Como siempre el valor depende del país y el lugar donde lo compres pero su precio aproximado en España está entre 250-300 euros. 

También es posible encontrarlo mucho más barato en anuncios clasificados pero la garantía es relativa y siempre existe el riesgo de que pueda padecer alguna enfermedad congénita o tenga un carácter agresivo.

Estos gatos son cariñosos como todos los de su especie pero si han sufrido algún maltrato o no se ha respetado su época de sociabilización pueden ser inestables.​

Criaderos​

Si estás pensando en comprar o adoptar un gato siamés, lo mejor es que te informes bien antes. Te dejamos una relación de criaderos de gatos siameses para que encuentres el más cercano a tu localidad.

  • (885) DE VILL*ES
    Nieves Alonso
    E-mail: siamesesdevill@gmail.com
    Tel.: 639 106 118
    Madrid
  • (2193) DE CASA CAMELIA*ES
    Pascale Soudieux
    E – mail: contacto@siameses-camelia.com
    Benissa (Alicante)
  • (2290) ORELLUTS*ES
    Lígia F. Martins de Sousa
    E-mail: orelluts@hotmail.com
    Tel.: 655381286
    Reus – Tarragona
  • (2291) THANARAT*ES
    Sami Lindberg
    E-mail: schlind@live.dk
    Tel. + 34 695 115 929
    Fuengirola (Málaga)

También puedes encontrar en este enlace criaderos de siameses orientales

Datos interesantes sobre otras razas

Más información interesante sobre el mundo de los gatos

Vídeo gatitos siameses

En este vídeo podréis ver una camada de cachorros siameses jugando y a su papá observando pacientemente lo que hacen. ¡Son monísimos!

Deja un comentario